Un día de rodaje

Por Ramiro Lapiedra (España)

“Se fue hacia el frigorífico y salió con un paquete de seis cervezas. Abrió un botellín.
_Soy el escritor más grande del mundo. _Dijo. _ ¿Sabes lo difícil que resulta?
_ ¿Por qué no buscas un trabajo decente?
_ No hay ningún trabajo decente. Si un escritor abandona la creación, está muerto.
_ ¡Tú y tu miserable maquinita de escribir! ¡Tú y tus cheques enanos! ¡Mi abuela gana más dinero que tú!
Él abrió otra botella de cerveza.” CHARLES BUKOWSKI


“A otros el Universo les parece honesto. Les parece honesto a la gente honesta porque tienen los ojos castrados. Esta es la razón por la que temen la obscenidad. No experimentan angustia alguna si escuchan el grito del gallo o si descubren el cielo estrellado. En general, disfrutamos de los “placeres de la carne” a condición de que sean insípidos.” GEORGES BATAILLE


“_Querido, si me quedo contigo, ¿dejarás de beber?
_ ¿Ahora mismo, hoy?
_ Sí, ahora.
_ Mi respuesta a eso es no.” MALCOM LOWRY



Es el último día de rodaje de mi película…
Hemos estado casi todos, casi todo el tiempo borrachos y hemos dormido muy pocas horas en más dos semanas.
Las secuencias que nos quedan para terminar se desarrollan en una macrodiscoteca pachanguera a las afueras de Madrid. Actúan varios transexuales, una familia de enanos, tres gogós (seleccionadas entre las cincuenta más macizas de Madrid) y varios delincuentes amigos (camellos y cobradores de morosos, sobre todo) que harán de sí mismos.
El equipo técnico está exhausto, desmotivado e irascible. No entienden absolutamente nada de lo que llevan grabando todos estos días.
En la escena que grabamos ahora, una enana encuentra un conejo degollado en una sala de baile para gente mayor…y extirpa con un afilado cuter los globos oculares de la bestia para mear acto seguido en las cuencas vacías del inmundo cadáver, mientras canturrea una canción infantil en francés (“sur le pont d avignon on y danse on y danse, sur le pont d Avignon, on y danse tous ensemble”)… Después se produce un tiroteo entre grupos mafiosos y la enana muere víctima de una bala perdida.

Estoy intentando hacer entender a Cristina (la enana) qué quiero de ella en este momento: un baile.
Parece simple, es más, estoy bailando una y otra vez EXACTAMENTE como quiero que lo haga ELLA, pero cuando me oye decir “¡acción!” baila, sí, pero de una manera totalmente diferente.
Lo hace como suele hacerlo en sus shows (la familia de enanos se dedica profesionalmente a hacer shows en discotecas, fiestas etc. Unas veces disfrazados de bomberos, otras de romanos… poseen un amplio repertorio que se ha empeñado en explicarme con pelos y señales el patriarca de esta pequeña estirpe…pero que no recuerdo bien), baila mecánicamente, con cara de boba asustada, sin abandonar sus tristes pasos y combinaciones memorizadas a sangre y fuego a base de repetir cientos de veces la misma milonga.
MI baile debe parecerle grotesco (ciertamente lo es) y es incapaz de imitarlo. Comienzo a desesperarme cuando llega Amanda, una de las gogós, me coge de la mano y me lleva hacia los servicios mientras dice muy decidida _Necesito hablar contigo, Ramiro…
La enanita se queda observando ensimismada cómo me alejo con esa jaca de metro ochenta, cuyas descomunales nalgas y firmes tetas brillan repletas de purpurina y sudor bajo las luces estroboscópicas (hemos empezado grabando una frenética escena de acción con ella que se ha alargado considerablemente en el tiempo).
_ ¡Ensayad! ¡Seguid ensayando!_ Les grito a todos.

En el lavabo, Amanda, que interpreta a una especie de Arcángel sordomudo asesino que baja a la tierra a…bueno sería muy largo de explicar aquí, me dice:
_ Rami (y coge mi cara entre sus manos sudadas) no ENTIENDO mi papel.
Me mira fijamente a los ojos. Va colocadísima de cristal, quetamina, coca, alcohol y qué sé yo qué más. Puedo OLER su cuerpo, el perfume mezclado con su sudor; incluso alcanzo a oler su larga cabellera azabache: huele a humo de tabaco, a champú y a hembra en celo…mi polla, que dormitaba debido al stress del rodaje, los nervios y el cansancio, comienza a despertar peligrosamente.
_ Amanda, escúchame. Tú eres un ángel…pero asesinas a toda esa gente porque en esta peli los ángeles no son del todo buenos. Y haces esos gestos con las manos porque eres sordomuda, ya te lo expliqué antes.
_ ¿Pero porqué no hace este papel de muda Patricia que es rumana? YO sé recitar un texto Rami (dice emocionada) YO tuve el papel PROTAGONISTA en el teatro de fin de curso en mi cole. ¿Quieres que te recite una parte? Yo era una sirena que…
_ No…no me lo recites cielo…te creo. Oye ¿Llevas cristal, coca…algo? Se me acabó la pala y estoy AGOTADO.
_ Claro Rami, llevo cuarzo…es cristal mejorado. Te dará mazo de energía amor…toma.
Y me ofrece un montón de cuarzo (de aspecto similar a la sal gorda) en la palma de su mano. Paso mi lengua por su mano con desesperación de yonki. “Bien, ahora necesito alcohol.” Pienso.
_ Tráeme un cubata de ron, muy cargado cielo. Corre, corre…
_ Vale, espérame y hablamos de mi papel…no tardo nada, la barra está aquí al lado…
Sale trastabillando sobre sus taconazos y bamboleando su culo y sus tetas que dan botes frenéticos como pidiendo la independencia inmediata del resto del cuerpo.

Me siento en la taza del water en la postura del pensador de Rodin, aunque mi mente está absolutamente en blanco.
La enanita asoma su cabeza de generosa frente y pelo ralo color fantasía por la puerta…
_ ¿Se puede?
_ Sí, sí…cielo dime…ahora mismo voy y seguimos…estoy con Amanda matizando su papel.
_ ¿La que hace de subnormal?
_ ¿¡Qué dices!? ¡sordomuda! ¿Qué subnormal? Si te oye…lo que me faltaba. Bueno, ¿qué quieres?
_ Mira…_Me dice;
Y comienza a hacer el famoso baile.
_ Bien… ¡Mucho mejor!
Le digo. Y noto cómo el cuarzo sube de manera brutal a mi cabeza…Imparable. La sangre hierve en mis arterias lanzando oleadas de calor a mi cuerpo y oleadas de placer a mi cerebro…
_ Mira, observa a tu director…esto es lo que quiero (digo bailando como un poseso)…vamos…¡VAMOS!
Ahora entra en los lavabos Kelly, Miss Universo transexual, otra de las protas del film.
_Raaaami…te pillé… ¿qué coño haSeis bailando colocadísimos? Todo el equipo espera fuera…Tu hermano está que trina…yo también quiero bailar, señor director…
_Yo no tomo drogas…_Dice la enana.
Entra Amanda con el cubata. _ ¡Cuánta peña! Dice. Su colocón es universal…
_ Bueno, _digo procurando parecer serio, enérgico. _Kelly y Cristina, FUERA DE AQUÍ…Decidle a mi hermano y los demás que voy YA…
Amanda quédate un momento… ¡Vamos, salid de aquí!
Se van refunfuñando, comenzaba a crearse un ambiente cálido de intimidad y baile en los baños…
Cojo el cubata y vacío la mitad de un trago. ¡Puaj! ¡Sabe a rayos!
_ ¡Qué coño has hecho!...esto es todo ron…
_ Joo, lo que me dijiste Rami…
_ Vale, da igual. ¿Y qué coño es ese cuarzo que me has dado? Cualquiera dirige así…me arde el pecho, parece que ande por nubes…veo todo DEL COLOR DEL ORO…joder…
_ Lo siento, quizás me pasé con la cantidad…
_ Ven aquí…da igual amor…eres mi yegua desbocada en celo, hecha de oro y metales preciosos… ¿hueles tu sudor? YO SÍ… Es espuma de mar enfurecida, de olas bravas destruyéndose una y otra vez tercamente contra las sólidas rocas de extrañas formas, allá en la orilla… en una noche de tormenta eléctrica…todo es oscuridad Amanda, sólo logro vislumbrar tu carne voluptuosa cuando los relámpagos iluminan el acantilado…
_ Te ha subido mazo, Rami…
Antes de que pueda ni siquiera rechistar, la atraigo hacia mí y meto mi lengua en su boca. No se lo esperaba. Todo su cuerpo se estremece violentamente…su lengua sabe a dulce “licor 43” con naranja y a agria cocaína…
_ Ven Amandita…bájate esa falda que quiero follarte…no tenemos mucho tiempo…
_ Rami, mi novio…Rami…jooo.
_ Mira… ¿tiene ESTO tu novio?
Digo con mi polla tiesa fuera del pantalón. Parece más grande de lo normal y…¡¡es de oro macizo…!!
_ ¡Oh! Ramiii…qué pollaaa…
_ Escúchame, sólo necesito meterla y sacarla UNA VEZ…meter y sacar…como el que apuñala a alguien y sale huyendo… ¿Entiendes?
_No…
No entenderá pero levanta su falda y baja sus bragas rápidamente, apoyándose contra la pared de los cagaderos para recibirme. Agarro mi rabo por la base y algo, un instinto de conservación de la especie, anterior a todo y más poderoso que nada, me guía a pesar de mi colocón para acertar a la primera.
Amanda gime como un cochino presa del horror al sentirse traspasado por el cuchillo del matarife…la cerda grita…la cerda es sordomuda… pero su chillido es demencial, gutural…no es humano ni animal…es divino y ancestral…proviene directamente de sus entrañas iluminadas por el terror puro que precede a la oscuridad absoluta de la muerte.
La gente del pueblo, reunidos con ocasión de la Matanza, aplaude y aplaude al carnicero, gritan, gritan y gritan…
¡¡Ramiro!! ¡¡Ramiro!! ¡¡Hay que grabar, hay que grabar!!
Pero Amanda me agarra con fuerza y me aprieta contra ella…
_ Espera Rami…espera. Un poco más…SÓLO UN POCO MÁS.

1 comentarios:

Desde un laberinto dijo...

Ver esa película sería genial. Saludos, muy buen texto